Skip to content

Andrés Valdés Quintero, un aeromodelista singular

11 abril, 2012

Andrés Valdés Quintero nació en Santa Clara el 10 de julio de 1938*, y desde pequeño tuvo interés por los aviones. Cuando pasaba frente a una vidriera donde se exhibían algunos modelos de barcos y aviones de cartón los ojos se le iban al niño, hasta que un día su abuela –que fue quien lo crió- le compro un avioncito. El travieso Andresito tendría 7 años cuando tuvo su primer modelito de cartón. Ya con 9 años –también gracias a su abuela- tuvo su primer motor, el cual todavía lo conserva, un Baby Bee0.49”  pero no llego a aprender a volar con él.

También desde pequeño estuvo interesado en la electrónica, la electricidad y la música. Cerca de su casa había una tienda para la venta de radios con un taller de reparación en su parte posterior, y el desde pequeño ayudaba en la atención a los clientes y otros menesteres.

A los 17 años se fue a vivir ala Habana, donde posteriormente se relacionó con Castillo, a quien muchos conocen de cuando trabajaba en la tienda “El Aficionado”, de la cual el joven Andrés de convirtió en un asiduo visitante. Castillo le oriento adquirir el plano de un Brumer, un modelo de vuelo circular todo “palitos”. Lo hizo el solo, y también solo hizo el intento de volarlo, en un terreno que había detrás del paradero de la ruta 7 en el Cotorro, pero no lo logró. El modelo se estrello. Andrés recogió todos los restos del modelo, regreso a su casa, y después de un paciente trabajo durante varios días lo reconstruyó. Volvió al mismo lugar de nuevo solo, hizo el intento y esa vez lo consiguió. De esa manera aprendió vuelo circular.

Posteriormente se relacionó con otros aeromodelistas, -me comenta-  Como Pepito, quien empezó conmigo en carreras por equipos, y por ese entonces íbamos a volar con los “duros” como Ernesto Pons.

               

Andrés asistió a numerosos eventos nacionales que se celebraron en país hasta el año 1989, y también represento a Cuba en competencias internacionales. Su afición incluye los barcos, ha construido veleros y aerobotes RC, y también los autos.

Pero un solo hecho bastaría para hacerlo merecedor de un reconocimiento muy especial. El ha sido una de las pocas personas o quizás el único que en Cuba a construido artesanalmente un equipo trasmisor de radio control. La motivación no fue la falta de equipos, y sucedió hace muchos años, cuando llegaron los primeros trasmisores de radio control procedente de la Unión Soviéticaque se entregarían gratuitamente a los aeromodelistas que ya tenían cierto nivel. Andrés, quien también integraba la comisión que recibió los radios, tuvo una situación conflictiva con uno de los directivos encargados de la repartición en aquella época quien terminó diciéndole: ¡Hazte uno! Y asumió el reto, también contando con la colaboración de muchas personas. Demoró años, pero no fue uno. ¡Hizo dos trasmisores que todavía conserva! Las fotos dan fe de ello. De 3 canales para botes  y otro para aeromodelismo de 10 canales.

No puedo confirmar la eficiencia de esos equipos funcionando en sus respectivos modelos, pero seguramente debe haber testigos de ello que ojala puedan hacer llegar su comentario al respecto.

He incluido algunas fotos copiadas de su archivo personal, y como testimonio tomado al azar el boletín informativo de la XIII Competencia Nacional de Aeromodelismo celebrada en Ciego de Ávila en 1981, donde se puede apreciar su participación en motomodelos F1C con un  segundo lugar. Seguramente al ver el boletín  encontraran otros nombres conocidos.

Creo conveniente la conservación de los archivos y registros de las competencias, así como del testimonio grafico, tanto del pasado, presente y futuro. Esa es una labor que me he propuesto a mi mismo en Modelismo Cubano y RC, mostrar lo que ese hace ahora y también a personas con historias como la de Andrés Valdés. Me gustaría digitalizar documentos y fotos de las actividades y eventos realizados, para que no se pierdan, aunque me veo limitado por carecer de escaner y la capacidad de memoria libre en el disco duro de mi ordenador se me esta agotando, me quedan muy pocos Gb disponibles, pero confió en encontrar ayuda para resolver estos problemas.

Hoy con más de 70 años de edad Andrés tiene problemas de salud que lo limitan, entre ello la falta de una pierna, un poco de perdida de memoria, pues no me pudo precisar detalles de eventos en los que participo, pero se mantiene todavía lucido y esta construyendo un artesanalmente un auto eléctrico de radio control. Se trata de un Bugatti Veyron al cual solo le falta la  carrocería que se propone hacer en fibra de vidrio.

. 

Sirvan estas letras producto de una visita que le hicimos Carlos Anido y yo a su casa, para reconocer a personas como Andrés Valdés Quintero, que esta todavía entre nosotros con limitaciones pero activo, quien ha dedicado buena parte de su vida al aeromodelismo cubano, y al radio control.

*-el propio Andrés me aclara que fue inscrito en el registro civil el 10 de agosto de 1938-

    

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Yoan Pons permalink
    12 abril, 2012 20:51

    Sin duda alguna, que aeromodelista en Cuba no conoce o ha oido hablar de AVQ como todos le decimos y que llevan por nombre sus equipos de radio. Sus equipos respondian perfectamente, lo malo era la interferencia a los demas, le deciamos “la planta”, pero de veras que fue y es todo un reto. recuerdo perfectamente ese aerobote que sale en la foto, lo llevo a Sancti Spiritus 1997! Un saludo especialmente para AVQ. Gracias Wildy por este tipo de escritos y hacer a mi padre participe de ellos.

  2. Sergio lopez permalink
    16 abril, 2012 20:53

    Efectivamente Yoan, visite muchas veces a Andres en 22 % 5ta y 7ma, siempre me ayudo, gracias a el pude trabajar un Suprenar ( se acuerdan?) con servos Futaba, reparar servos etc. Es verdad que su equipo tenia un reguerito de armonicas, pero se dio el gusto de hacerlo y disfrutarlo.

  3. Michel permalink
    14 junio, 2012 12:38

    AVQ?… un tipo con unas manos y una voluntad privilegiados.

  4. Alexander permalink
    15 agosto, 2012 16:39

    Me llamo Alexander Zamalea Navarro, estudio Ingeniería Mecánica Energética y Medioambiental en la Universidad de Ciencias aplicadas de la ciudad de Dortmund, Alemania. Soy un alumno de Andrés, el AVQ. Yo conocí a Andrés en 1996 a través de “el Bebito” y un de aeromodelismo que vive o vivía cerca del Palmar en Marianao arbitro, cuyo nombre no recuerdo. Nelson y yo fuimos a visitarlo. Nelson se quedo entrenando vuelo circular con Raudel y yo con Andrés F1C. Desde entonces y hasta hoy en día, el ha sido mi instructor. Quizás algunos de ustedes se acuerden de mí. Ya que yo también estuve en Sancti Spiritus durante el evento de modelismo naval. Seguramente Yoan Pons se puede acordar. Yo vivía en Buenavista, Playa y siempre que había vuelos en Ciudad Libertad estaba allí. Bueno el radio de Andrés funcionó sin problemas las veces que fui con el a volar un modelo de tres canales, del cual no me acuerdo su nombre y el aerobote.

    Digo que hasta hoy en día he sido su discípulo porque Andrés fue para mí un buen instructor de aeromodelismo. Él era muy exigente conmigo, todo lo que él me decía tenía que hacerlo perfectamente. Hasta incluso me exigía buenas notas durante mis estudios en el politécnico Ciudad Libertad. Él me cerraba la puerta en la cara y no me hablaba más de aeromodelismo conmigo hasta que no le dijera o llevara las notas de los exámenes que había realizado. Yo me preguntaba, porqué él era así conmigo? Hoy que estoy haciendo mis practicas en el departamento de construcción de motores Diesel para vehículos comerciales, industriales y de buques. En un instituto científico y de desarrollo de energética y motores de combustión interna (en alemán: FEV GmbH, Forschungsgesellschaft für Energie- und Verbrennungsmotoren) Aachen, Alemania. A pocos meses de culminar mi carrera de ingeniería. Puedo entender lo que Andrés en aquellos tiempos me quiso enseñar. Por esa disciplina, exigencia y cantaletas que me daba cuando yo hacia o preguntaba algo fuera de lo debido, le estoy y le estaré siempre agradecido. Parte de lo que he logrado, logre y lograré aquí en Alemania se lo debo a él.

    Muchos me dijeron que yo estaba loco. Pues el vuelo libre categoría F1C no tenia ya ningún sentido. Mas muchas cosas que aprendí del vuelo libre como la aerodinámica, pequeños cálculos, técnica del motor de dos tiempos, etc., las he podido aplicar durante el estudio y el trabajo aquí en Alemania. Es una parte de la base de las cosas que aprendí en Cuba.

    Yo me comunico con él cada vez que puedo. Una vez al mes, cada dos meses o varias veces en un mes como en Julio cuando al llamarlo me dijo que le habían amputado la otra pierna. Yo pude conseguirle, gracias a Dios una buena silla de ruedas por acá y se la puede enviar para Cuba con una amiga mía. Si pueden denle una vuelta a Andrés por su casa por favor y llévenle este comentario mio. Díganme como esta Andrés. Su número de teléfono es 205-4615.

    Saludos cordiales desde Aachen, Alemania,

    Alexander

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: