Skip to content

Practica de combate cerca del Estadio Panamericano

25 octubre, 2011

Alberto Franca Arteaga y Yuraldy Seguí Figueredo son dos aeromodelistas residentes en la Habana amantes de la modalidad de combate en vuelo circular. Han escogido un área cerca del Estadio Panamericano, al este de la capital, para realizar sus prácticas de vuelo, donde asistirán principalmente los fines de semana.

En el pasado Festival de Aeromodelismo celebrado en Varadero la modalidad de combate tuvo una reducida presencia, pero Yuraldis y Alberto se proponen entrenar asiduamente a fin de prepararse para competencias futuras. Allí nos habíamos visto, pero no tuvimos oportunidad de conversar.

Carlos Anido, amigo de ambos me invito a una mañana de práctica junto a ellos. Con gusto acepte compartir la sesión, en la cual también estuvo presente el pequeño aficionado al aeromodelismo Adrián Franca Sánchez, de 9 años, hijo de Alberto. Aprovecho la oportunidad para conversar y conocer más sobre ellos. 

Alberto nació el 26 de diciembre de 1974 y se inició en el aeromodelismo en 1986 en vuelo circular influenciado por su padre.

“Mi padre era reglano; el me hacia los cuentos cuando se volaba en el estadio. Eso me fue dando una idea, hasta me consiguió un plano dela RDA, el modelo era un “Murciélago” con el cual di mis primeros pasos, aunque no muy buenos porque no resulto por usar madera muy pesada, fue al inició de la SEPMI. Aquí en Alamar la SEPMI la atendía Maria de los Ángeles Ulloa, justo frente a donde vivo. Ella me puso en contacto con Carlos Anido quien me instruyo y todavía le hago consultas. El me enseño a volar con un entrenador, y me mostro como era cada una de las diferentes modalidades. Hice un poco de acrobacia, pero me di cuenta que en combate me sentía mejor, fue lo que me lleno”.

Francisco Heriberto Rodríguez fue quien lo ayudo en la modalidad de combate, y sigue siendo una gran apoyo en la actualidad.

 

Yuraldy Seguí Figueredo –su compañero de practica- nació el 16 de abril de 1974. Se inició en el aeromodelismo cuando tenía una edad de entre 11 ó 12 años, etapa en que había menos cosas, aunque todavía quedaban algunas competencias nacionales. “Cuando eso –me precisa- Ernesto Pons era el presidente del Club. Yo entré en 1985 y después Alberto y yo nos conocimos en la primera competencia que se celebro enla Villa Panamericana.En Ciudad Libertad volamos durante unos 5 años, y seguimos volando combate hasta después que terminaron las competencias.

No fue hasta el pasado Festival de Varadero 2011 que volvimos a un evento competitivo a volar combate” –me precisa Yuraldis-, donde Alberto solo participo con modelos de RC. La causa no fue alguna carencia material que usualmente hay que vencer en la isla por los aeromodelistas cubanos para construir un modelo. Se trata que Alberto Franca hace 7 años perdió una pierna en un accidente del transito en una moto. Después de un largo tratamiento de recuperación cuenta con una prótesis, y hoy volvería a pilotar un  ala de combate después de haber sufrido el accidente.

En su proceso de recuperación ha sido importante su hijo, su esposa y el aeromodelismo, pues “han sido motivos para luchar contra la adversidad y no dejarse vencer”.

Mis amigos Jorge Pérez Camacho y Francisco Lojos –después del accidente- me instaron a no alejarme del aeromodelismo, practicando RC.

Su empresa le costeo el viaje  a España para el tratamiento de recuperación en una clínica de ese país y la preparación de la prótesis. Allá conoció a un  amigo de Carlos Anido, Juan Pacheco.

“Pacheco fue como un padre, me acogió como si fuera familia, como si yo fuera su hijo. El estaba pendiente de cada detalle de mi recuperación. Me visitaba en la clínica donde me estaba recuperando, me recogía todos los fines de semana para llevarme a las pistas de vuelo, a exposiciones de modelismo y a otros lugares de interés. Eso fue muy estimulante y alentador, influyo muy positivamente en mi recuperación”.

El niño también ha sido motivación y lo empuja a su rehabilitación, pues tiene el compromiso de ayudarlo a su preparación y formación. El pequeño Adrián gusta del aeromodelismo y quiere volar como su padre y su amigo Yuraldis. Por eso esta presente en la practica y le ayuda sosteniendo la batería para arrancar el motor o trayendo alguna herramienta en la preparación de los modelos en esta practica de vuelo.

Sin dudas ha sido una emotiva y agradable mañana de domingo, y un privilegio ver el regreso de Alberto al entrenamiento con aviones de la modalidad que más le gusta, el combate.

También puedo afirmar que me siento orgulloso de compartir estas letras y fotos hablando de mis nuevos amigos.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. pablo curbelo permalink
    25 octubre, 2011 23:35

    saludos wilfredo me gusto mucho esta publicacion ya k yuraldi y yo nos criamos juntos y empesamos en el deporte eramos 5 cuando comensamos y terminamos solo yuraldi y yo siempre en combate….recuerdo k fueron los ultimos momentos de la sepmi actualmente tengo buena comunicacion con el y lo ayudo con el deporte

  2. Ernesto Valdivia permalink
    4 noviembre, 2011 22:29

    Felicitaciones para Franca y Yuraldy, se les extraña, ya que el ultimo contacto con ellos fue en SantaMaria en las vacaciones, estamos haciendo planes para otro contacto alli para hacer otros vuelitos en “la caldera del diablo” como le pusieron los aeromodelistas del este a esa pista por su viento cruzado, magnificos Aeromodelistas, felicitaciones para ellos y mis saludos.

    Ernesto Valdivia (Aeromodelista)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: