Skip to content

Carrito eléctrico para la recreación

24 septiembre, 2011

Jesús Ramón Guevara conocido por “Chaval” profesionalmente es operador de grúa y de equipos pesados, pero un día tuvo la idea de convertir una chapeadora en un carrito movido por un motor eléctrico para la recreación de los niños, y a ello se dedica en la actualidad como trabajador por cuenta propia.

El equipo o carrito, ahora recibe la corriente de 110 V mediante un largo cable, dentro del carrito un transformador la convierte en 12 V para alimentar el motor que la mueve, y un mecanismo de reducción lo hace funcionar a una velocidad apropiada para evitar que ocurra algún accidente con los niños, además de contar con un interruptor en el cable de alimentación el cual puede accionarlo para detenerlo al apreciar un manejo inadecuado.

“Chaval” reside en Yaguajay, pero se mueve en un remolque a poblaciones o lugares donde se realizan ferias o actividades, como fue la VIII Bienal Identidad, en Jarahueca, donde lo conocí. En el remolque –que es cerrado y también preparado por él mismo – traslada el carrito y tiene también una cama para asegurarse donde pasar la noche. Me comenta que el mantenimiento no es muy complicado, pero se requiere cada cierto tiempo, pues los niños casi no lo dejan descansar.

También había otro vehiculo con fines recreativo fabricado a partir de dos bicicletas, propulsados por los pies, pero el carrito de “Chaval” gozaba de la preferencia. No falta razón a la popular frase: ¡Como el cubano inventa”

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: