Skip to content

Pasión por las guaguas. La “Guarandinga” de Reyes

8 enero, 2010

Mi amigo Jose Francisco Reyes hace un recuento de la búsqueda de información para construir su “Guarandinga” Modelo No.15 chapa 140 -309 en base al chasis de camión sovietico GAZ -63

Modelo GAZ - 63 en construcción

Texto: José Francisco Reyes Fdez

Fotos: Wildy

Ya a mediados de la década de los años 90 consideraba imprescindible la presencia en mi colección de ómnibus de al menos una Guarandinga, primera respuesta revolucionaria a los problemas de transporte rural en Cuba; existieron diversos modelos, utilizando distintos tipos de camiones importados de países socialistas de Europa y de la Unión Soviética, pero sin dudas, el modelo emblemático y posiblemente el primero en emplearse para este tipo de transportación fue el montado sobre camiones GAZ soviéticos, en dos variantes: el GAZ 51 (4 X 2) para zonas llanas y con vías de comunicación en buen estado y el GAZ – 63 (4 X 4) para zonas montañosas y de difícil acceso.

El GAZ – 63 era la versión de uso militar y fue la que escogí para construir la maqueta. Algo que influyo de forma determinante para tomar esa decisión fue la existencia de un camión de este tipo en condiciones de conservación, casi “de agencia” en el Museo de la Lucha Contra Bandidos en la ciudad de Trinidad. Ya en esa época era difícil encontrar circulando un camión GAZ- 63 y los que aún lo hacían era con una cantidad de “inventos” y transformaciones que cambiaban su aspecto y características técnicas originales, cuestión incompatible con la rigurosidad técnica que aspiraba lograr al terminar el modelo.

El 28-7-98 me dirigí por primera vez al Museo de la LCB para comenzar a confeccionar los bocetos del camión.

Boceto con medidas

Después de identificarme ante el director y mostrarle fotos de mi trabajo, solicite su autorización para acercarme al camión y observarlo por todas partes, incluso, por debajo, durante casi todo el día. Concedido su permiso, tuve además la oportunidad de apreciarlo por dentro al dejar abiertas las puertas de la cabina.

No todo lo que dibuje lo pude medir pues no podía subir al camión –en un museo las cosas no se tocan- y yo estoy muy de acuerdo con eso. La tarea fue agotadora bajo el sol de julio, pues el vehículo aún no tenia el cobertizo que hoy lo protege, pero la atención que recibí por parte del director y de los trabajadores del museo fue excelente.

Copiar sea guagua o camión es algo lento y agotador, máxime, si las condiciones en el lugar no son idóneas por no estar bajo techo y el sol y la temperatura ambiente resultan agresivos, lo que retrasa notablemente el avance del trabajo. Por esa razón y al ser un modelo complejo, tuve que volver en dos ocasiones posteriores, el 19-8-98 y luego el

1-8-99 ya para rectificar datos específicos y señalados previamente, por eso resulto más corta mi estancia en el lugar.

Después de mi primera visita me quedaban dos cuestiones fundamentales:

– ¿Dónde medir lo que quedó pendiente en el museo? Lo cual, por cierto era bastante.

– ¿Dónde encontrar una foto de aquellas guarandingas? Si encontrar una de un GAZ -63 ya era algo muy difícil.

Comencé entonces una búsqueda intensa de fotos de ese modelo o del GAZ -51 en todo tipo de publicaciones nacionales o de la prensa soviética y libros que circulaban por el país, siendo muy pobres los resultados. También observaba con mucho interés escenas aparecidas en la TV y filmadas en el ataque por Playa Girón y la Crisis de Octubre. Siempre aparecía algo importante para mí. Todavía me quedaba la opción de las revistas

Verde Olivo y Bohemia de los años 1961 y 1962 pero tendría que consultarlas en la Biblioteca Provincial.

Detalle del modelo en construcción

Por muy enredada que parecía la madeja, comencé a desenredarla; en los primeros meses de 1999 trajeron para la base Tuinucú de la Empresa Prov. de Transporte del MINAZ, un camión GAZ-63 comprado a las FAR, con la intención de modificarlo y echarlo a andar. Este camión estaba bastante completo. Y comenzaron a desarmarlo. Cada vez que le quitaban algo, más oportunidad tenía de medir lugares de difícil acceso con el carro armado, y así completar la información que necesitaba. Desde el domingo 28-2-99 hasta el lunes 10-5-99 y durante diez días, ocho de ellos en el mes de marzo, pude tener una referencia bastante completa del GAZ-63.

Había descubierto además, que en un patio cercano a mi casa quedaba todavía la cabina y el capot de un GAZ-63 que circuló por Tuinucú y que luego le pusieron la cabina de un GAZ-53. Pedí permiso y pude copiar el capot y muchos detalles de la cabina, fue necesario incluso el 27-6-04 cuando la maqueta estaba muy avanzada, volver allí a rectificar datos del frente de la cabina sobre todo del espacio detrás del motor, la parte que más dolores de cabeza me causo en todo el modelo.

Detalle de la pizarra

Encontré también en varios camiones GAZ -51 y 63 detalles originales como el velocímetro o la vestidura interior del techo de la cabina. El camión como tal, logre medirlo de una punta a la otra con todos sus detalles pero ¿Tendría que inventar la caseta para el pasaje? No sería difícil, pero el modelo no seria original.

Detalle del interior de la cabina

El jueves 28 de febrero del 2002 apareció en el periódico Granma un articulo titulado “La mecánica de Fabré” cuyo texto llamó mi atención y me comunique con este hombre residente en la ciudad de Bayamo. Por cuestiones que no detallare en este escrito, comenzaba así una amistad y por su parte un valioso trabajo de colaboración a mi actividad como modelista.

Gracias a mi amigo Francisco Fabré Castillo durante mi primera visita a Bayamo, fui invitado a visitar la sala de historia del transporte en la ciudad de Manzanillo por el Secretario General del Sindicato de Trabajadores del Transporte en la provincia Granma, el que nos brindó todo tipo de facilidades para cumplir esta visita, acompañado por Fabré, en un día histórico, el 10 de Octubre del 2002.

Guarandinga

En este sorprendente lugar, modesto en sus condiciones materiales pero con una riqueza extraordinaria por la diversidad y valor documental e histórico de los fondos que guarda, encontré una foto ampliada de la base de ómnibus de Manzanillo en los primero años posteriores al triunfo revolucionario, en la que aparecen varias guarandingas GAZ-63 en distintas posiciones como para que pudiera apreciar la caseta y escalera de acceso con todos sus detalles originales. En la caseta de una se podía leer con mucha nitidez: “Manzanillo – Las Coloradas” No 17 R-3.

Guarandinga terminada

Ni Fabré ni yo podíamos imaginar que encontraríamos allí algo de tanto valor para el proyecto que pensaba iniciar. Se cerraba así la fase investigativa de este modelo que en ese momento solo era un sueño y que a partir del 14 de marzo de 2009 es una llamativa realidad, pero para mí, a pesar de todo, seguirá siendo un sueño.

Tuinucú. Lunes 5 de Octubre del 2009

Detalle del frente

Interior de la cabina

Vista desde abajo

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Orestes Perdomo permalink
    14 enero, 2010 3:52

    Es indudable que Jose a desarrollado una habilidad extraordinaria en el fino arte del maquetismo, este se puede medir por el realismo que presentan sus trabajos, si ademas tenemos en cuenta que los realiza con simples materiales conseguidos por aqui o por alla podemos calificarlo de “maestro” en este arte, mis felicitaciones, para Jose al igual que para Wildy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: